lunes, 23 de enero de 2017

Los niños son asunto de todos




Hace poco me llegó un manual de UNICEF titulado "Los niños son asunto de todos", un libro de trabajo práctico para ayudar a las empresas a entender y corregir sus impactos negativos sobre los derechos del niños.

Me parece una iniciativa tremendamente poderosa, no sólo por lo práctico del manual, sino por poner en evidencia el importante papel de las empresas para asegurar que los derechos de la infancia se realicen de manera efectiva.

Bueno, debo confesarles que esta entrada y sus 2 primeros párrafos estaba escrita en borrador hace muchos meses atrás.

Por cosas de la vida, la dejé olvidada. ¿Y por qué la rescato ahora?  Porque entré a contarles una historia de maternidad, y de pronto encuentro este post que me viene de pelos para introducir el tema

Sobre todo por su titular. "Los niños son asunto de todos"

Pues resulta que estando yo en el metro, junto con Lorenzo, veo a un señor que le gritaba de mal modo a una madre que llevaba a su pequeña consigo de la misma edad que mi hijo. Y mucha gente a su alrededor, mirando.

Me acerqué para saber de qué se trataba y justo llega el guardia de seguridad y, en un tono más amable, reprende también a la mujer.

Por lo que escuché, la madre era tildada de "irresponsable" por dejar a su hija suelta en el subte mientras ella iba mirando el celular.

Entonces, dos hombres diferentes, en diferentes momentos, la reprendieron, uno en peor tono que el otro, y otras muuuchas miradas más la acusaron.

En ese momento pensé que PODRÍA HABER SIDO YO

Sí. Me considero una madre responsable, omnipresente, atenta y amorosa...y HUMANA.

Me acordé de las veces que Lorenzo se me soltó en un plin plas de la mano, y tuve que correr o gritar, las veces que miré el móvil para ver el google maps y saber dónde ir, las veces que me he sentido cansada de estar 24/7 atenta a un enano y alguna vez, una milésima de segundo de distracción es suficiente para perderlo de vista

Entonces, con la empatía que me caracteriza en esos momentos, me acerqué a la atribulada madre que para entonces ya estaba por montarse al vagón con su hija en brazos que por los gritos iba llorando de miedo, y atiné a poner mi mano sobre su hombro y decirle "tranquila, a todas nos pasa"

Lo importante es que ella estaba ahí para su hija, que la consoló, que su hija se sentía protegida por ella.

¿Qué defensa hacemos de los niños si tenemos que maltratar a sus madres delante de ellos y ponerlos así de nerviosos?

¿Los niños son asunto de todos como reza el manual de UNICEF? Sí. En qué forma?. Ayudando a las madres y respetando sus derechos. No agrediendo, no retando, no juzgando.

Así que señores, ESE, no es el camino.

 Les dejo el enlace para descargar el libro que me llegó por si les interesa.

DESCARGAR LIBRO

Que tengan feliz semana!