lunes, 13 de julio de 2015

El reto de desprenderse de algo cada día



Hace tiempo me he propuesto vivir una vida minimalista que me ayude a simplificar mi estancia a la vez que me ayude a tener un consumo responsable y una actitud más sostenible con el entorno.

Así que me puse a investigar un poco en redes sociales y de pronto me dí con toda una filosofía de vida y mucha bibliografía, consejos y experiencias de gente muy talentosa, que vive de esa forma sin tener que hacer grandes renuncias como se piensa.

Sólo es cuestión de tener un poco de creatividad y otro poco de ingenio.

Hay varios ámbitos donde se puede aplicar el minimalismo: en el arte, la decoración, la música, el diseño, la arquitectura, la gastronomía, en fin, una cantidad de campos.

Para mi caso particular, lo he aplicado a dos o tres cosas: mi armario, mis cosméticos, y la decoración del hogar.

El armario no me ha resultado difícil. Porque con la maternidad la verdad es que al principio siempre usas las mismas cosas. Ja!. Así que estuve una temporada o dos sin comprarme casi nada nuevo y eso me ha ayudado mucho. Pero la semana pasada llegó mi madre, al fin, y me "sacó" literalmente de compras, y me tenté con algunos pantalones de diseño.

Así y todo, aún sigo teniendo un armario tranquilo y me he apuntado a un reto.

Un nuevo reto

El desafío es desprenderse cada día de un objeto nuevo, durante un mes. Tiene que ser algo que no haya usado o necesitado hace tiempo y que no podré reutilizar en breve. Me he organizado con cajas de cartón a colores.

Tengo una caja donde pongo lo que voy a donar o regalar. Otra caja donde pongo lo que voy a reutilizar o reciclar. Y en una bolsa lo que va a la basura directo.

Hoy, como buen lunes, he comenzado organizando las cajas, y además de eso, también he hecho lo propio con el armario de Lorenzo. Hay que ver las cosas que una guarda sin sentido, cosas que además ni las usa ni las usará y me hacen perder más tiempo buscando entre los cajones.

No quiero ser pretensiosa, así que de momento sólo voy con los armarios. Aunque viendo mi casa y la cantidad de veces que me he mudado, puedo decir con orgullo que hace rato que vengo practicando el minimalismo "forzoso" y yo sin saberlo. A ver cómo sigue esta historia de acá a un mes...