viernes, 31 de julio de 2015

Adiós a las ensaladas de lechugas, ahora se usa el Kale



Hace tiempo que me han pedido que les comparta mis recetas e ideas para una cocina saludable y vegetariana, pero lo cierto es que no tengo ningún truco, sólo cocino según me vaya inspirando y encontrando en la cocina y además siempre adaptándolo todo al pequeño hombrecito de la familia.

Pero hace unos meses leí sobre la moda del Kale y me pareció tan maravillosa esta verdura que quise contarles algunas ideas para que se animen a incorporarla en vuestras dietas.

El Kale es un vegetal originario de Asia, rico en calcio, vitaminas A, C y K, además de alto contenido de minerales, antioxidantes y fibra.

Su uso comenzó a ser furor en EEUU por su bajo contenido de calorías y porque se ha demostrado que tiene propiedades capaces de prevenir el cáncer.

Un día fui a la feria orgánica y vi un pequeño racimo y sin dudarlo me lo traje.

Me acordé de lo que había leído y me puse a investigar recetas. Así me enteré que además este vegetal tiene propiedades antiinflamatorias, pues posee un gran contenido de ácidos grasos omega 3 y, como buena fuente de vitamina K, ayuda a regular los procesos inflamatorios en el cuerpo.

Se cocina como la espinaca, se puede cocer o comer semicruda (o cruda). Les recomiendo que la sumerjan 1 minuto en agua caliente y listo. Luego pueden mezclarla con ingredientes como estos.


También lo pueden usar en sandwiches, en guisos o en batidos. Esto último es muy beneficioso porque retiene mejor todos sus nutrientes y propiedades.

Entonces a sorprender a vuestras familias y amigos con una ensalada original, rica y saludable.

Luego me cuentan cómo les fue, y si les resultó útil a lo mejor me anime y les subo más cosas. ;)