miércoles, 5 de agosto de 2015

¡¡Mrs. Facebook va a ser mamá!!



La noticia corrió como pólvora desde que el mismísimo Marck Zuckerberg lo anunció en la red social, Facebook, obviamente.

Sí queridas, Priscilla Chan, la médica de Harvard que se casó con el chico que dejó sus estudios en la misma Universidad para volverse millonario, está embarazada de una niña. Nada mal, ninguna de las dos cosas. :)

"Este será un nuevo capítulo en nuestras vidas", escribió Marck en su muro de Facebook. "Hemos sido muy afortunados de tener la oportunidad de llegar a la vida de la gente en todo el mundo, Cilla, como médica y educadora, y yo, a través de esta comunidad y de la filantropía. Ahora nos centraremos en hacer del mundo un lugar mejor para nuestra hija y para la próxima generación".

Lo que más me sorprendió de la carta es que confesaba haber tenido ¡3 abortos! Claro, no deseados.

"La mayoría de la gente no habla de los abortos porque te preocupa que tus problemas creen distancia o te marquen, como si hubieras hecho algo para que te pasara esto. Así que lo sufres en soledad", se sinceraba el CEO  de Facebook.

"En el mundo abierto y conectado de hoy día, hablar de estas cosas no nos distancia; nos acerca" (...)

Y continuó: "Cuando empezamos a hablar con nuestros amigos, nos dimos cuenta de la frecuencia con la que esto pasa, que mucha de la gente que conocemos había tenido problemas parecidos y casi todos tuvieron hijos sanos al final. Esperamos que al compartir nuestra experiencia demos a más gente la misma esperanza que sentimos nosotros y ayudemos también a más gente a sentirse cómoda con sus propia historia".


Vaya, cuánta sinceridad. No sé por qué aún hay gente que se extraña que otros compartan su vida por esta famosísima red si hasta el mismísimo creador lo hace. Es el barrio donde todos nos descargamos, porque en la vida real, la gente anda muy ocupada para quedar en un café, o incluso para llamarte por teléfono, aunque hoy tengamos medios gratis para hacerlo.

Esta reflexión me hizo pensar cuánta gente hay que necesita compartir su historia, y cuánta gente hay que necesita escuchar (o enterarse) de las historias de otros, aunque la mayoría prefiere enterarse y no decir nada, pasar por tu Facebook para mirar y espiar, pero no a conversar ni compartir.

A lo mejor Facebook no sea ese espacio que nos distancia, como muchos creen. A lo mejor, ya estábamos bastantes distanciados y aislados como personas, y quizá eso, sea el secreto del éxito de Facebook.

Zuckerberg, si acaso, supo darse cuenta de eso, y aprovecharlo en su favor...

Feliz embarazo y bienvenida Miss Facebook!!