jueves, 3 de septiembre de 2015

Amor, café y poesía: La combinación perfecta







Esta semana he estado más reflexiva. Nada en especial, sólo que me operé un quiste en la pierna, que hacía 3 años que lo tenía, y estuve haciendo reposo domiciliario.

¿Qué clase de persona se deja un quiste en la pierna sin mirar, y se lo quita tres años después? Pues la clase de persona que anduvo de país en país, luego queda embarazada y cría un enano hasta que ya camina. A partir de entonces sólo es dejadez y gusto de dedicarse a otras cosas. 

Al margen, esto me ha puesto más reflexiva, y con algo más de tiempo para leer o por lo menos para encontrar nuevos retos.

Y así he dado con un famoso libro que nunca había leído pero que ya será parte de mi vida.

Se trata de El camino del Artista, de Julia Cameron.

Si aún no lo has leído, te dejo más abajo parte del prólogo, que a mí me ha gustado mucho y QUE ME SIENTO PLENAMENTE IDENTIFICADA.

Y no hace falta que seas artista, creo que es aplicable a todas aquellas personas que siempre han postergado sus sueños, sus proyectos y sus ganas de emprender. Es un libro-taller, que te ayuda a potenciar tu creatividad. 

Si, es un libro de autoayuda, pero si esta palabra te da grima, entonces pregúntate por qué está mal querer ayudarse a uno mismo y no estar siempre ayudando a los demás. Pues ya ves, ambas cosas están bien, pero primero por casa.

Así que las invito a relajarse, tomarse una taza de café y a comenzar cada una su camino de creatividad. 

Fuente


Yo ya estoy en el proceso, la musa ha vuelto, y ojalá con este libro me animo a publicar mis poemas!

Ya somos creadoras! Ahora vamos por más!



...

"Atraemos a las personas que necesitamos. Atraemos los dones a los que mejor uso podemos dar.
He tenido numerosas oportunidades de experimentar de primera mano lo que significa carecer de apoyo creativo y lo que supone encontrarlo.

Todas estas cosas son positivas, y mucha gente lo ha dicho, pero lo que yo creo que es mejor y más importante que cualquiera de estas cosas es lo que yo llamo un espejo creyente.

Dicho con palabras sencillas, un espejo creyente es un amigo de tu creatividad, alguien que cree en ti y en tu creatividad. Como artistas podemos construir lo que yo llamo grupos creativos – un círculo sagrado de espejos creyentes para potenciar el crecimiento de cada cual, para ser el espejo del “sí” de la creatividad de cada uno.

El éxito sucede en grupo.

Todos empezamos de la misma manera, ricos en sueños y en nada más. Si tenemos suerte, encontraremos amigos que crean en nuestros sueños con nosotros. Cuando sucede, ese grupo creativo se convierte en un imán para atraer nuestro bien.

Como constelaciones vecinas podemos servirnos los unos a los otros tanto de guías como de compañeros. 

Sabed bien esto: el éxito ocurre en racimos y nace de la generosidad. Formemos constelaciones de espejos creyentes y hagámonos con nuestros poderes.

Todos somos conductos para un bien superior que trabaja a través de nosotros."



El camino del Artista, Julia Cameron
 

Espero que cada vez nos ayudemos más, entre nosotras, y seamos espejos creyentes. :)